El cesto de ropa ya no será un problema

Fuente: Bruguer
Muchas veces en las habitaciones hace falta un cesto para
introducir la ropa sucia, ya que sino la dejamos por ahí y se nos acumula todo,
pero esto ya no será un problema.
 
Te vamos a enseñar cómo hacer un cesto para la ropa sucia
con tus propias manos, y además podrás personalizarlo a tu manera.
 
Es sencillo de hacer y con unos simples pasos, vamos a
transformar un cubo de metal en un precioso cesto para la ropa sucia.
¡Empezamos!
 
Necesitamos un spray, tú eliges el color que te guste más.
Para decorarlo mejor y darle un toque moderno, utilizaremos pegatinas de
colores, con las formas y colores que quieras.
 
Para empezar, debes quitar del cubo todo lo que no quieras
pintar, como por ejemplo las asas.
 
Pega las pegatinas que has escogido por todo el cubo, en las
zonas que prefieras y con la distribución que quieras. Después cubre el espacio
de trabajo con papel
, plástico o cartón para no manchar nada, y empieza a
pintar con el spray y déjalo secar (puede que en vez de una sola capa, necesite
dos). Retira las pegatinas cuidadosamente y… ¡listo! Ya tienes un cubo para la
ropa
sucia hecho a tu manera, y ideal para modernizar tu casa con tu propio
gusto.
 
¿Qué te ha parecido?
Idea de: Bruguer