Cómo iluminar tu escritorio correctamente para teletrabajar

Iluminar tu escritorio correctamente también es un paso muy importante para trabajar cómodamente.

Iluminar tu escritorio correctamente tiene que ser uno de los pasos a seguir para teletrabajar cómodamente y eficazmente.

Teletrabajar ha dejado paso a la excepcionalidad para formar parte de la cotidianidad y de nuestro día a día. Ya no sirve utilizar cualquier mesa para trabajar.

Buscar un espacio, por pequeño que sea, para trabajar desde casa es una prioridad. Cuidarlo y prepararlo bien porque son muchas las horas que estamos trabajando. Mímalo y personalízalo al máximo, siéntelo tuyo. Fíjate en el mobiliario, en el escritorio, la silla, la decoración y no olvides para nada la iluminación. Una buena iluminación en tu espacio de trabajo es sinónimo de eficiencia, de productividad y mejorar el estado de ánimo. ¡No lo dudes!

Si algo deberíamos priorizar es encontrar aquel espacio en el que podamos teletrabajar con luz natural. Los beneficios de la luz solar son más que conocidos: ayuda a no forzar la vista, mejora la concentración y tu sensación de bienestar. Debemos evitar a toda costa la fatiga visual que nos conllevará dolores de cabeza, cansancio, irritabilidad y mal humor.

La luz artificial si o si la necesitaremos y en este caso nuestro mejor aliado será la luz LED. La vie en ROS ha diseñado unas lámparas que encontraréis en el nuevo catálogo working mood para que la iluminación en tu zona de trabajo sea lo mejor posible.

Recomendaciones ergonómicas para prevenir la fatiga visual:

Garantizar los niveles mínimos de iluminación que establece la legislación (Real Decreto 486/1997) sobre lugares de trabajo). Se miden con un luxómetro y se expresan en lux. Para las mesas de trabajo se recomienda de 400 a 700 lux.

Adaptar el nivel de iluminación en función de la actividad y de la zona de trabajo. Hay que tener en cuenta, sobre todo, el tamaño de los detalles que hay que ver, la distancia entre el ojo y el objeto, el contraste entre los detalles del objeto y el fondo sobre el que destaca y también la edad del trabajador.

Evitar deslumbramientos y reflejos. Cuando utilices un flexo, tienes que evitar que la luz se oriente a los ojos. Por lo tanto, es mejor orientar la luz, hacia los materiales y objetos que se trabajan.

Garantizar niveles de iluminación suficientes. Si hay que elegir una tonalidad de iluminación para teletrabajar, sin duda es la luz blanca.

Respetar la distancia mínima cuando utilices el ordenador para trabajar. Evita colocar la pantalla a una distancia inferior a 40 cm.

Prevenir la fatiga visual por sobreexposición a ordenadores. Evitar fijar la vista mucho tiempo en pantallas con mucha o poca luz.

Es importante evitar forzar la vista en lugares con luz deficiente. También lo es evitar la exposición reiterada a luces brillantes y estar en un ambiente con aire seco derivado de un exceso de calefacción.

¿Crees que la iluminar tu escritorio para el teletrabajo es correcta? ¿Qué necesitarías?