consejos, infantil

Algunas alternativas para los castigos

Se necesitan años para que los niños desarrollen empatía y entiendan lo que está bien hecho y lo que no. En concreto se necesitan siete años para desarrollar su personalidad.
Todos los padres hemos explotado alguna vez por una trastada de nuestros hijos, y los hemos castigado sin rencor, aunque después nos arrepintamos.
Es bueno que si nos equivocamos a la hora de regañar a los niños/as, les pidamos perdón. Es cuando podemos observar que una alternativa a los castigos es hablar y explicar a nuestros hijos qué es lo que ha hecho mal.
Si recreamos en explicaciones algo que ha hecho mal y que a consecuencia se puede hacer daño, el niño/a obedecerá inmediatamente porqué estará condicionado por el miedo.
Los niños/as necesitan una educación día a día que les enseñe que es lo que está bien y qué no. De esta forma, cada familia utilizará la que mejor crea, castigando o sin castigar.
Post anterior Siguiente post

You Might Also Like

No Hay Comentarios

Dejar Una Respuesta